Vitoria-Gasteiz pone en marcha una muestra de cortos sobre memoria y derechos humanos realizados por la ciudadanía

El servicio de Convivencia y Diversidad ha puesto en marcha este año, la muestra “Zirelako”, una muestra de cine para dar visibilidad a testimonios sobre situaciones y momentos en la historia de la ciudad en los que han sido denegados o silenciados los derechos humanos.

La concejala de Convivencia y Diversidad, Miren Fernández de Landa y la representante de la asociación ZINHEZBA, Helena González, han presentado este certamen que se enmarca dentro del programa Aprender a Convivir y en base al objetivo del Plan de Convivencia y Diversidad de garantizar la memoria para la convivencia.

“La ciudad de Vitoria-Gasteiz es una firme promotora de la igualdad y la libertad la solidaridad y la tolerancia y de los derechos para todas las personas. Es fundamental promover desde las instituciones públicas el reconocimiento y la atención a todas las personas que han sufrido una grave vulneración de los derechos humanos. Víctimas que merecen todo nuestro cariño, apoyo y comprensión. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz viene afirmando en los últimos años su compromiso por el conocimiento y mantenimiento de la Memoria Histórica como patrimonio colectivo de nuestra comunidad y esta muestra es una de las acciones con las que queremos hacer visibles testimonios y realidades silenciadas”, destaca Miren Fernández de Landa.

Proyección de las películas finalistas 
Las personas que deseen participar en esta iniciativa pueden hacerlo presentando su trabajo audiovisual antes del 6 de diciembre del 2019. Los trabajos finalistas se proyectarán los días 25 y 26 de marzo de 2020 en los Cines Florida, en el contexto del 31 de marzo, día de reconocimiento a todas las personas gasteiztarras víctimas de la represión franquista.

En 2018 el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz instauró el 31 de marzo como  Día de reconocimiento a todas las personas gasteiztarras que fueron víctimas de la represión Franquista. Se estableció la fecha en la que fue fusilado el entonces alcalde de Vitoria-Gasteiz D. Teodoro González de Zárate junto con otras 15 personas.

El Servicio para la Convivencia y la Diversidad tiene como objetivo proveer a la ciudad y al propio Ayuntamiento de herramientas para la sensibilización, visibilización y participación de diferentes colectivos en relación con la diversidad, bien sea esta funcional, ideológica o cultural. Todo ello dentro de un contexto mayor de aceptación y reconocimiento de la Diversidad en general, como un valor que dota a la ciudad de dinamismo, innovación y creatividad, a lo que llamamos Cultura de la Diversidad.

El programa Aprender a Convivir trata de generar espacios de encuentro y convivencia en los que sea posible el intercambio, la comunicación y el aprendizaje mutuo entre la ciudadanía, con la finalidad de favorecer una ciudad más justa, igualitaria y solidaria en las grandes temáticas que aborda el servicio.