Ramiro González entrega los reconocimientos 2021 ‘Buenas Prácticas en Servicios Sociales en Álava’ a las entidades públicas del tercer sector social alavés

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha entregado hoy, en un acto celebrado en el Palacio de Congresos Europa, los reconocimientos ‘Buenas prácticas en Servicios Sociales en Álava 2021’, que concede el Departamento de Políticas Sociales a las entidades públicas y privadas que colaboran con el Instituto Foral de Bienestar Social.
En esta edición se han presentado un total de 16 proyecto, de los cuales 4 han sido reconocidos en esta edición 2021: la residencia foral para personas mayores de Oyón, el Servicio Foral de Prevención Comunitaria, la Asociación Socioeducativa Ikiriki y la residencia para personas mayores Purísima Concepción, en Murgia.
“En el nuevo Modelo de Atención Centrada en las Relaciones, el afecto y las emociones son componentes fundamentales de las relaciones, y precisamente los 16 proyectos de buenas prácticas que hoy hemos conocido, inciden de modo sobresaliente en tejer relaciones que mejoren la calidad de vida y atención de las personas”, ha dicho el diputado general en la intervención que ha cerrado el acto.
La novedad de este año en el reconocimiento a las buenas prácticas en los servicios sociales de la Diputación Foral de Álava radica en la apertura de la convocatoria a un mayor número de entidades e instituciones que han podido presentar sus actividades, y el agradecimiento al esfuerzo que las y los profesionales hicieron durante el año de la pandemia.
La residencia foral para personas mayores Nuestra Señora de las Viñas, en Oyón, ha recibido el reconocimiento por la implantación de menús texturizados en la residencia y, junto al Servicio Foral de Prevención Comunitaria, que ha sido reconocido por el programa ‘Dispensación Responsable de alcohol en zona rural alavesa’, han formado parte del grupo de proyectos, actuaciones o experiencias no relacionadas directamente con la respuesta a la pandemia del coronavirus.
Por su parte, dentro del grupo de proyectos contra la pandemia, han sido reconocidos el proyecto de experiencia y superación de obstáculos de la residencia para personas mayores Purísima Concepción, de las Hijas de la Caridad, en Murgia, y el taller psicoeducativo asistido con caballos y naturaleza, dirigido a la infancia y adolescencia, de la Asociación Socioeducativa Ikiriki.
El diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, ha recordado cómo la pandemia impidió el pasado año celebrar el 35 aniversario del Instituto Foral de Bienestar Social: “Estábamos en casa, por eso hoy queremos aportar nuestro granito de arena al reconocimiento del trabajo bien hecho llevado a cabo por muchas personas en estos 35 años del IFBS”.
El Departamento de Políticas Sociales ha creado una marca propia, BeBai, que quiere ser el distintivo del buen hacer en materia de servicios sociales en el Territorio Histórico de Álava, con el ánimo de motivar a quienes trabajan en el sector público a emprender iniciativas novedosas que puedan ser conocidas y reconocidas a nivel general.