La Diputación Foral recupera espacios ambientales tras el sellado de cuatro vertederos en el Valle de Arana

La Diputación Foral de Álava ha sellado cuatro vertederos en Valle de Arana, concretamente, en Contrasta, San Vicente, Ullíbari-Arana y Alda para proceder a su recuperación ambiental. Aunque en los últimos años se ha avanzado mucho en la eliminación y restauración de áreas problemáticas y escombreras con deficientes condiciones ambientales, todavía persisten en Álava zonas de vertidos incontrolados que afectan a espacios naturales protegidos y otros de gran sensibilidad medio ambiental.
Los trabajos han consistido en la retirada y transporte de vertidos a un vertedero autorizado de residuos contaminantes, la remodelación de los terrenos afectados para la adaptación a la fisiografía del entorno, la impermeabilización de superficies, la aportación de tierra vegetal y la plantación de especies arbóreas autóctonas.
Con la revegetación de estos espacios se evitan escorrentías superficiales y también permite mejorar las características ambientales y paisajísticas logrando, de este modo, una mejora del hábitat y del refugio para muchas especies de la zona.
La actuación llevada a cabo sobre una superficie total de 10.547 metros cuadrados se corresponde con los cuatro vertederos sellados y restaurados entre los años 2021 y 2022. La fase de revegetación ha comenzado en algunas zonas con la plantación de especies autóctonas, un total de 1.450 árboles como quejigo, encina y arbustos, aunque el grueso de los trabajos se abordará en otoño.
La inversión efectuada para la restauración y recuperación de los vertederos asciende a 105.602 euros mientras que la prevista para la revegetación tendrá un coste de 14.520 euros.
La eliminación de los vertidos incontrolados y de escombreras es una de las líneas de actuación que contempla el Plan de Prevención y Gestión de Residuos Urbanos de Araba-Álava 2017-2030, para mitigar y corregir el impacto ambiental en las zonas afectadas.
El diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, ha visitado esta mañana las zonas recuperadas y ha participado junto a las autoridades locales en la plantación de distintas especies. Josean Galera ha destacado que, “la transformación realizada sobre estos cuatro puntos de vertido incontrolado permite restaurar y conservar paisajísticamente la zona gracias además a la colaboración de las Juntas Administrativas para su mantenimiento”.
En las zonas restauradas, se han realizado además acciones de persuasión para evitar que vuelvan a abandonarse residuos en estos espacios, tales como la construcción de alturas o badenes para impedir el acceso en vehículo.
El diputado de Medio Ambiente ha explicado que, “a lo largo de este año se va a continuar con los trabajos de recuperación de otras zonas identificadas de concentración de vertidos como en Caicedo Yuso, Payueta, Bujanda, Izarra y Abornikano entre otros”, y ha apelado a la responsabilidad ciudadana en el sentido que, “abandonar residuos en el medio natural atenta contra la salud y el medio ambiente”.
En esta actuación, tres de las cuatro zonas recuperadas Alda, Ullibarri-Arana y San Vicente de Arana, están ubicadas en la ZEC “Sierras Meridionales de Álava”, zona protegida a nivel europeo dentro de la Red Natura 2000.