La Diputación Foral prohíbe de manera temporal el uso del fuego en el Territorio

La Diputación ha aprobado una orden por la que queda prohibido el uso del fuego en el territorio de manera temporal para evitar el riesgo de que se produzcan incendios. La prohibición ya ha entrado en vigor y permanecerá así hasta el 19 de septiembre de 2021, aunque este periodo podrá modificarse si las condiciones meteorológicas así lo aconsejan.
El periodo estival, meteorológicamente, se caracteriza por un aumento de las temperaturas ambientales, por la disminución de las precipitaciones y de los porcentajes de humedad del aire, así como por la mayor duración de las horas solares, factores todos que inciden de forma directa en la pérdida de humedad de la vegetación y en el aumento de los índices de riesgo de incendio en el medio rural. Durante los meses de verano, la mayor actividad humana en este medio rural puede dar lugar a la proliferación de incidentes que, en condiciones desfavorables, desencadenen situaciones de emergencia como, concretamente, la de los incendios tanto forestales como agrícolas.
Es por ello por lo que en esta época de mayor riesgo se aconseja la adopción de medidas de prevención relativas a todas aquellas actividades que potencialmente puedan dar lugar a un incendio, como son la cosecha del cereal y la trituración de los residuos agrícolas, los trabajos agroforestales, los trabajos de mantenimiento en vías de transporte, las actividades de ocio, etc.
Por lo tanto, queda expresamente prohibido el uso del fuego en suelo rústico de cualquier clase, en montes públicos o de particulares, en parques naturales, en parques provinciales y locales de esparcimiento y en áreas de descanso de las carreteras hasta que cambien las condiciones meteorológicas y quede sin efecto la orden. La prohibición también incluye el uso de asadores, barbacoas o cualquier instalación portátil o fija destinada a la realización de fuego. El incumplimiento de la prohibición podrá ser sancionado con hasta mil euros de multa y el pago de los posibles daños ocasionados.
Como excepción, y gracias a su construcción en obra de fábrica con paredes y chimenea, se autoriza de manera excepcional el uso de los asadores situados en el parque de San Roke en Amurrio, el de La Encina en Artziniega, el de Santa Ana en Llodio, el San Ginés en Labastida, el de Ostuño en Izarra y el de Fresnedo en Santa Cruz de Campezo.