La Banda municipal presenta su tercer concierto de abono, ‘’In perpetuum’

La Banda Municipal de Música de Vitoria-Gasteiz presenta su tercer concierto de abono, titulado ‘In perpetum’, el próximo 22 de diciembre a las siete y media de la tarde en el Teatro Principal.

Luis Orduña dirigirá a la formación vitoriana, que contará, en esta ocasión, con la participación del pianista Steven Lin como artista invitado. Juntos desplegarán un repertorio que arrancará con el tema ‘Bajo el puente de Las Palmas’, de María José Berenguer, en estreno absoluto de las versión para Banda. La velada continuará con la pieza ‘Extreme make-over’, de Johan de Meij y el ‘Concierto para piano nº1’, de P. I. Tchaikoksky, interpretada por primera vez por la Banda.

En la rueda de prensa de presentación del concierto han participado Luis Orduña, director de la Banda, el pianista Steven Lin y la compositora María José Berenguer.

Para acceder a este concierto será necesario presentar el Pase COVID, junto con el DNI, tal y como ha establecido Gobierno vasco dentro de sus medidas para el control de la pandemia.

Notas del director
“La expresión latina in perpetuum, cuyo significado se entiende con literalidad, perpetuamente o para siempre, forma parte de una frase más extensa que dice así: “In Perpetuum et unum diem”, para siempre y un día más. Con este término queremos presentarles un repertorio que, con toda seguridad, es y será eterno. Desde el Concierto nº1 de Tchaikovsky escrito por el maestro ruso entre 1874 y 1875 hasta el estreno absoluto de la maravillosa música de María José erenguer pasando por la música del maestro holandés Johan de Meij.”

“El concierto comenzará con la obra de estreno, “Bajo el puente de Las Palmas”, de la joven compositora castellonense María José Belenguer. Una composición interesantísima que combina fragmento enérgicos con bellas y apasionadas melodías. El concierto continúa con un homenaje que el compositor holandés Johan de Meij rinde al compositor Peter Ilych Tchaikovsky con su obra “Extreme make-over- Metamorfosis de un tema de Tchaikovsky”.“

“Y es que para crear esta obra de una sonoridad extraordinaria y una dificultad superlativa para los intérpretes el holandés utiliza distintos temas escritos por el compositor ruso; su Cuarteto para Cuerdas nº1 en Re Mayor, algunas de sus sinfonías, la IV y la VI, concretamente, o la overtura de Romeo y Julieta. El programa concluye con una de las obras más importantes del repertorio sinfónico, el Concierto nº1 para piano de Tchaikovsky, una obra cumbre que supone un reto para los intérpretes y una delicia para el oyente.”

“Y es que, además, este concierto tiene todos los ingredientes para ser del agrado del público: un repertorio inmortal y unos intérpretes fabulosos como la Banda Municipal, con su director titular a la cabeza, y el fantástico pianista taiwanes-estadounidense Steven Lin.”

Steven Lin (Los Ángeles, EEUU, 1989)
Ganador del primer premio del Concurso Internacional de Piano Arthur Rubinstein de Tel Aviv, Steven Lin hizo su primera actuación con la Filarmónica de Nueva York a los 12 años. Recientemente hizo un sensacional debut en el Carnegie interpretando el Concierto para piano nº 1 de Tchaikovsky. 1, y ha sido aclamado por el New York Times por una interpretación que es «…inmaculadamente expresada y realzada por admirables sutilezas de matiz y dinámica».

Entre sus compromisos orquestales más recientes se encuentran la Filarmónica de Israel, la Sinfónica de Baltimore y la Sinfónica Nacional de México. Muy solicitado para recitales en todo el mundo, incluyendo el Kennedy Center de Washington, el Carnegie Hall, Munich, París, Tokio y Shanghai. Actuando con frecuencia en festivales de verano, Steven Lin ha aparecido en el Bravo! Vail Music Festival, Aspen Music Festival y La Jolla SummerFest. Como músico de cámara activo, ha colaborado con Gidon Kremer y Misha Maisky.

Steven Lin completó el prestigioso programa de Diploma de Artista en el Curtis Institute of Music, y antes de eso, obtuvo la licenciatura y el máster en la Juilliard School. Cuando no hace música, Steven se describe como un «fanático del baloncesto de la NBA», una fuente de gran orgullo y compromiso que comenzó cuando tenía ocho años.