El Museo de Bellas Artes presenta ‘Julián de Zulueta. Un retrato por Federico de Madrazo’

El Museo de Bellas Artes de Álava presenta una de sus últimas adquisiciones, el retrato de Julián de Zulueta, realizado en 1875 por Federico de Madrazo. Una pintura totalmente inédita que se expone acompañada de una serie de paneles en los que por medio de textos y documentación gráfica, se va narrando la vida y las actividades empresariales de Zulueta, así como aportando datos sobre el retrato y su autor, que han sido igualmente recogidos en una publicación.

“La importancia de la figura de este personaje alavés, así como la del pintor que lo retrata, hacen que esta incorporación tenga un especial significado para este museo” –como así ha señalado en su presentación la diputada de Cultura y Deporte, Ana del Val-. “No podemos olvidar el hecho de que Julián de Zulueta es el padre de Elvira Zulueta, promotora junto a su marido Ricardo Augustin, de la construcción de este palacio en el que nos encontramos, sede del Museo de Bellas Artes de Álava desde 1941”.

Como complemento a la exposición el sábado 30 de noviembre a las 12h está organizada una “Narración personalizada” sobre la vida de Julián de Zulueta a cargo de Alfonso Sueskun.

Julián de Zulueta y Amondo (Anúcita, Álava 1814- La Habana, 1878) es una figura fundamental en la historia alavesa y cubana del siglo XIX. De familia humilde, emigró siendo muy joven a Cuba y allí amasó una gran fortuna. Entre sus negocios, destaca el comercio, el cultivo y la explotación de la caña de azúcar y la trata de esclavos. Su vida se desarrolla fundamentalmente en la isla con esporádicos viajes a la península, donde se mantiene en contacto con la vida política y de la corte, además de con su entorno familiar en Álava. Fallece a los 64 años de edad en su domicilio de La Habana a consecuencia de una caída de caballo.

Años antes, en su último viaje a España, al ser nombrado Marqués de Álava, se hace retratar por Federico de Madrazo (Roma, 1815 – Madrid, 1894), posiblemente el mejor pintor, especialmente de retratos, del momento.

En la obra hoy presentada, un retrato de medio cuerpo, aparece vestido de gala y con las condecoraciones de banda y placa de la Orden de Isabel la Católica. Sobre la mesa, junto a libros y documentos, una cartela identifica al retratado con su nombre y su nuevo título.