El diputado general visita la Escuela de Ingeniería de la UPV para conocer el monoplaza eléctrico que competirá en la Fórmula Student

El diputado general de Álava, Ramiro González, acompañado por la teniente de diputado general y diputada de Desarrollo Económico, Innovación y Reto Demográfico, Pilar García de Salazar, ha visitado esta tarde el campus alavés donde ha departido con las y los componentes del Formula Student Vitoria (FSV), el conjunto de estudiantes de la Universidad del País Vasco que se encuentra desarrollando un monoplaza eléctrico de competición.
“Este es uno de los ejemplos de que el futuro de Álava está en buenas manos. Jóvenes con inquietudes que complementan su formación universitaria con proyectos que son ya una realidad”, ha señalado González, “el talento y la innovación son dos ingredientes para seguir avanzando hacia una Álava que afiance su liderazgo industrial, y en este proyecto encontramos los dos”. El diputado general ha subrayado, además, que este proyecto incluya la automoción, “un sector clave para nuestro Territorio”, y el proceso hacia la electrificación, “un proceso que tenemos que afrontar de manea inminente para seguir siendo competitivos”, lo hacen realmente interesante para la Diputación Foral y para Álava.
La confianza de la Diputación Foral de Álava en la labor de estos jóvenes es completa, convirtiéndose en unos de los principales patrocinadores del proyecto, que competirá por primera vez en agosto en Montmelo.
El equipo de Formula Student Vitoria está formado por 35 alumnos del campus de Álava de la UPV con un sueño en común: la automoción. Con esta premisa, e impulsada inicialmente por 4 estudiantes con experiencia en el sector, nació en 2018 el proyecto. “En FSV alumnos y alumnas de diversas facultades participamos en el diseño y construcción de un monoplaza eléctrico de competición. Nuestra meta es participar en Formula Student, la competición que enfrenta a los equipos de las universidades más prestigiosas del país, e incluso de todo el mundo”, ha explicado Luis Barreiro, Team Leader del equipo, “no obstante, FSV va más allá de lo meramente tangible. Nuestro objetivo es acercar el vehículo eléctrico a la vida real, creando para ello una red de colaboración local con empresas, instituciones, centros de formación profesional y colegios.
Pero este es más que un proyecto estudiantil, es un proyecto que tiene muchas semejantes con cualquier equipo de competición. “Un monoplaza de estas características se divide en varias secciones que requieren de diferentes tipos de estudios, desde el cálculo y diseño de estructuras hasta la simulación de un sistema de suspensión, pasando por el desarrollo de la electrónica de potencia y control. Por este motivo, y a pesar de que estos diferentes estudios se apliquen sobre un mismo coche, FSV cuenta con tres divisiones diferentes: Structural, Electrical y Dynamics. Y no solo eso, pues la responsabilidad empresarial recae en un último departamento, denominado Financial”, señalan. En total, 4 divisiones y 9 departamentos colaboran para poder cumplir los ambiciosos objetivos del equipo en el menor tiempo posible.
Fabricando a ‘BIZKOR 01’
Tras tres años de intenso trabajo, Fórmula Student Vitoria afronta la recta final antes de la presentación del monoplaza, aunque todavía queda una de las partes más complejas, los montajes y fabricación finales. Por poner un ejemplo, el departamento de aerodinámica ha recibido los moldes para la fabricación de los rear wings y en las próximas semanas se llevará a cabo la fabricación de los alerones delanteros y traseros, de los pontones y del undertray.
Los responsables del proyecto informan día a día de su desarrollo a través de las redes sociales y de la web de www.fsvitoria.eus.