Dos obras del Museo de Bellas Artes formarán parte de una exposición en Segovia

Dos obras del Museo de Bellas Artes de Álava, Nocturno en Segovia de Darío de Regoyos y Hombres de Segovia de Pablo Uranga han sido seleccionadas para formar parte de la muestra “La Edad de Plata. La modernidad en Segovia: El Adelantado y el arte en el primer tercio del siglo XX” que se celebra en el Torreón Lozoya de Segovia, centro perteneciente a la Fundación Caja Segovia y uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.
La exposición, con motivo de la conmemoración del 120 aniversario de la fundación del diario local El Adelantado, tiene como objeto rememorar la llamada “edad de plata” que vivió Segovia en el primer tercio de siglo XX, cuando la ciudad se suma a la modernidad.
Se centra concretamente en los acontecimientos artísticos que tuvieron lugar en este periodo comprendido entre 1900 y 1930, cuando se celebran las primeras exposiciones artísticas creadoras del surgimiento de una conciencia de identidad de grupo en torno al arte y los artistas inspirados en Segovia.
El pintor alavés Pablo Uranga así como Darío de Regoyos, fueron, entre muchos otros, dos de los artistas que frecuentaron la escena segoviana atraídos por el paisaje y sus gentes. Ambos pintores cuentan con varias obras ambientadas allí fruto de distintas estancias en la zona.
La presencia del ceramista Daniel Zuloaga, instalado en la antigua iglesia de San Juan de los Caballeros, motivó las frecuentes visitas de su sobrino, el pintor Ignacio Zuloaga, acompañado por su gran amigo Pablo Uranga. Este será uno de los principales promotores de las estancias en Segovia de un gran número de artistas e intelectuales españoles y extranjeros que se sintieron inspirados por las vistas y los personajes populares castellanos y dinamizaron así la escena artística de la ciudad.