Anabel Quincoces presenta la exposición ‘Hydra’ en el Centro Cultural Montehermoso

El Centro Cultural Montehermoso de Vitoria-Gasteiz ha acogido la presentación de la muestra ‘Hydra’, de Anabel Quincoces, que podrá visitarse desde mañana 26 de febrero y hasta el 24 de abril en el Depósito de Aguas. En la rueda de prensa han intervenido la concejala de Educación y Cultura, Estíbaliz Canto, y la autora de la muestra. Se trata del primero de los proyectos artísticos seleccionados en la convocatoria de 2021.

“‘Hydra’ es una intervención artística que Anabel Quincoces ha pensado específicamente para el Depósito de Aguas, por sus connotaciones y su estructura. Está formada por instalaciones escultóricas adaptadas a su espacio, inundándolo de una nueva vida, acompañadas por una pieza sonora realizada con la música de sonidos subacuáticos y estelares del compositor Jon Bellido y la colaboración del contratenor David Sagastume”, ha explicado Canto.

El Depósito de Aguas se ha llenado de habitantes de un submundo referido a los moradores de las aguas fluviales. Anabel Quincoces se ha centrado en la figura de las hidras y también hace alusión a las Artemias Parthenogenéticas del Valle Salado de Añana, criaturas en peligro de extinción, para que no queden en el olvido. De este modo transforma el Depósito en un lecho fluvial, palpitante y lleno de vida subacuática, donde el espectador pierde el sentido del espacio y la perspectiva.

“Animamos a los vitorianos y a las vitorianas a adentrarse en universo mágico que propone Anabel Quincoces en ‘Hydra’. Desde el 26 de febrero al 24 de abril en el Centro Cultural Monterhermoso”, apunta la concejala.

La inauguración será esta misma tarde a las 19:00 horas.

La autora
Anabel Quincoces es licenciada en Bellas Artes en las especialidades de técnicas audiovisuales y pintura por la UPV.

Entiende el proceso artístico guiado por la intuición, lugar desde el que más le gusta trabajar, intentando sobrepasar sus propios límites y los límites impuestos.

Desde el 2011, centra su investigación y práctica artística en las instalaciones con la temática de las aguas y sus habitantes, y las mutaciones que desarrollan para lograr sobrevivir. El agua y sus moradores, como analogía de nuestros orígenes, y por lo tanto donde volvemos para buscar, fuera de la superficie, alejándonos del ruido, ese que impide pensar con claridad.

Anabel va y viene con el agua como metáfora, intentando experimentar y transformar su mundo y los mundos que le rodean.