Un cerezo plantado en San Martín homenajea desde hoy a la infancia y adolescencia con cáncer

Un cerezo plantado esta mañana en San Martín, junto a la pista de skate, homenajea desde hoy en Vitoria-Gasteiz a la infancia y adolescencia que sufre o ha sufrido cáncer. El acto de plantación se ha llevado a cabo con la participación de representantes de la Asociación de padres y madres de niños y niñas con cáncer de Álava (Aspanafoa) y el Ayuntamiento en el Día Internacional dedicado a las y los más jóvenes que sufren la enfermedad.

El presidente de Aspanafoa, Mikel García, se ha referido a la labor que realizan las familias para apoyar a sus hijos e hijas en la lucha frente al cáncer infantil. A continuación, Arkaitz Seco, adolescente que ha superado la enfermedad, y Gorka Ortiz de Urbina “Celedón” han leído un manifiesto con motivo de la conmemoración que hoy se celebra. Por su parte, el alcalde, Gorka Urtaran, ha agradecido la labor del colectivo y ha resaltado que “no hay nada más importante que la vida de nuestras hijas e hijos, que en este caso son auténticos ejemplos de superación”. Además, ha resaltado el papel de las familias por todo el apoyo moral que ofrecen a sus hijos e hijas y su incansable labor para lograr nuevos tratamientos médicos que permitan hacer frente al cáncer con mayor porcentaje de éxito. “Vuestro trabajo es fundamental”, les ha dicho.

A continuación, se ha realizado la plantación de un cerezo autóctono Prunus avium, donado por el Ayuntamiento, y varios pequeños y pequeñas de la asociación han colgado de sus ramas pequeñas manos de papel de colores y lazos dorados, símbolo de la lucha contra el cáncer infantil, una enfermedad que en un alto porcentaje tiene cura. Por parte del Ayuntamiento también ha participado Livia López, concejala de Salud, y Raimundo Ruiz de Escudero, concejal de Espacio Público.

Iluminación de edificios
El Ayuntamiento se suma también a la conmemoración del Día Internacional del Niño y Niña con Cáncer y hoy lunes, 15 de febrero, se iluminarán en dorado la Casa Consistorial, los Arquillos y el kiosko de la Florida.

Esta fecha se proclamó en Luxemburgo en el año 2002 con la finalidad de crear conciencia y sensibilizar a las personas sobre una enfermedad afecta a muchos niños, niñas y jóvenes. También intenta ayudar a sus familias a que sus hijas e hijos tengan el diagnóstico oportuno y el tratamiento necesario que les permita disfrutar del derecho a la vida.

Con un lazo dorado se ha querido hacer visible el apoyo a las niñas y niños de todo el mundo, que batallan contra la enfermedad del cáncer. También alumnado y profesorado de varios centros educativos de la ciudad portarán lazos dorados y realizarán actividades relacionadas para conmemorar este día.