Ramiro González: “La mejora de las ventas tiene que ir acompañada de un precio de la uva que dignifique al sector y a la comarca”

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha visitado hoy Rioja Alavesa para ver cómo se desarrollan los días previos a la vendimia, una época clave para la comarca y para sus viticultores, que miran al cielo para medir el momento óptimo para la recogida de la cosecha, pero también para saber cómo se pagará el kilo de uva. “Las expectativas de vendimia son muy buenas y, si la evolución sigue como hasta el momento, esperamos una cosecha de muy alta calidad”, ha señalado el representante foral, “por eso, creo que es importante reseñar que las buenas cosechas hay que pagarlas acorde con su calidad. Una Denominación que quiere ser excelente, no puede pagar precios que no vayan acorde con ese objetivo. Hay pagar precios que dignifiquen el sector y la comarca”.
González, que ha paseado por las instalaciones de la Casa del Vino en Laguardia, ha explicado que el mes previo a la vendimia “suele ser trascendental para la calidad de la uva y, aunque la lluvia de los últimos días había sido muy beneficiosa para el viñedo, estas tormentas empiezan a ser un quebradero de cabeza para los viticultores”. “Como siempre, la Casa del Vino tiene estos días una labor muy importante. Además de su habitual trabajo diario, sobre todo en el laboratorio, es tiempo de salir al campo, visitar parcelas de todo Rioja Alavesa y ver el estado de maduración de las parcelas”, ha comentado.
Así, los últimos boletines de la Casa del Vino permiten saber que esta vendimia empezará entre una semana y 10 días más tarde que la de 2020. No hay que olvidar que el ciclo de la vid en Rioja Alavesa históricamente ha culminado a finales de septiembre y principios de octubre.
Pero más allá del estado del viñedo, el debate en Rioja Alavesa y en la Denominación de Origen Calificada Rioja está en torno a los precios de la uva. “El año pasado ya hice un llamamiento a las bodegas en este sentido, y en esta ocasión, en plena mejora de la comercialización, creo que las bodegas ya no tienen excusas. No hablo de cubrir los costes de producción, hablo de dar valor al producto de primerísima calidad”, ha destacado.
“Por segundo año consecutivo, el rendimiento amparado estará por debajo del 100%, en el 95% en este caso, lo que provocará una vez más que parte del sacrificio caiga sobre los hombros de los agricultores. Y en este contexto, si los viticultores cogen menos uva, esa uva debe estar bien pagada”. Añadido el diputado general, que ha querido terminar con un mensaje claro, “no es normal que a apenas unos días del comienzo de la vendimia, la gran mayoría de los agricultores de Rioja Alavesa no sepan a que precio van a vender su uva. Espero que pronto veamos contratos firmados con las condiciones claras, porque sería un error que viéramos a viticultores entregar su uva en las bodegas sin saber a qué precio la van a cobrar. Así lo exige la Ley de la Cadena Alimentaria. Contratos escritos, con precios que cubran costes de producción y con plazos de pago establecidos”.