Las escuelas infantiles municipales reabren el 24 de junio

Las escuelas infantiles municipales de Vitoria-Gasteiz reabren sus puertas el próximo 24 de junio, tras un periodo inactivas debido a la crisis sanitaria derivada de la COVID-19. Los centros llevarán a cabo un protocolo destinado a garantizar la seguridad tanto del alumnado como del personal municipal.

Podrán acceder al servicio tanto las familias monoparentales como aquellas familias biparentales en las que ambas personas trabajen presencialmente o teletrabajen, con la correspondiente acreditación mediante un certificado de empresa.

“Con esta medida recuperamos uno de los servicios públicos más demandados por las ciudadanía, que permitirá aliviar la situación de las familias en esta situación excepcional, una ayuda a la conciliación más necesaria hoy si cabe”, subraya Estíbaliz Canto, concejala de Educación y Cultura de Vitoria-Gasteiz.

La red cuenta con 5 centros: Haurtzaro (Casco Histórico), Sansomendi, Zaramaga, Lourdes Lejarreta (Lakua) y Zabalgana. Todos ellos cuentan con salas de 2 a 3 años, salas de 1 a 2 años, de cunas 0 a 1 año y servicio de comedor.

Entre las medidas a adoptar, se establecerá la llegada y salida de niñas y niños al centro de forma escalonada para evitar aglomeraciones. El alumnado será recibido por el personal de referencia en el lugar habilitado del centro, quien le tomará la temperatura, no permitiendo la entrada a quien registre más de 37º C. La persona acompañante, preferiblemente una, deberá llevarse el cochecito o la silla de paseo, que no podrá dejarse en la escuela.

Además, las niñas y niños no podrán acudir al centro con objetos o juguetes de casa. En caso de uso de chupete, éste será de uso exclusivo para el centro escolar (permaneciendo en él). De igual forma se procederá para el uso de calzado “de casa”.

En cuanto a las zonas comunes, se delimitarán los flujos de circulación en el centro mediante señalización.

En el caso de los menores no será necesario el uso de mascarilla, mientras que el personal deberá llevarla cuando no se garanticen los 2 metros de distancia de seguridad. Además, se extremarán las medidas de higiene.

El aforo de la escuela se limitará al 60 por ciento de la capacidad o ratio máximo habitual. Independientemente del aforo permitido, para reducir al máximo la posible difusión del virus, se establecerán grupos cerrados de trabajo (de hasta 4-5 niñas y niños por persona educadora).