La Diputación Foral destina a Apdema 6,1 millones de euros para la gestión de viviendas de personas con discapacidad intelectual y la atención temprana

La Diputación Foral de Álava, a través del Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), destinará este año 6,1 millones de euros a financiar los servicios de titularidad foral que gestiona Apdema, la favor de Personas con Discapacidad Intelectual de Álava, entre las que se encuentran el servicio de viviendas con apoyo y el Centro de Atención Temprana. En total son cuatro los convenios de colaboración que la institución foral tiene suscritos con la entidad foral. El Consejo de Administración del IFBS ha aprobado la prórroga de varios de estos convenios que permiten que cerca de 1.500 personas Asociación a hagan uso de estos servicios y recursos.

El diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, junto con la directora de Servicios Sociales, Ana Belén Otero, y la subdirectora del Área de Personas con Discapacidad del IFBS, Begoña Rodríguez, han visitado dos de estas viviendas, los hogares de grupo Mariturri y Zapardiel, ubicados Vitoria-Gasteiz, en los que residen 20 personas.
Acompañado por la directora de Apdema, Ana Peñacoba, y la responsable de hogares de la entidad, Estitxu López, Emilio Sola ha conocido el funcionamiento de este tipo de recursos, en los que residen personas con discapacidad intelectual y en situación de dependencia que carecen de hogar propio o que lo precisan por razones familiares, laborales o de índole personal. En estas viviendas se les proporciona por parte del equipo profesional los apoyos específicos requeridos para lograr su máximo grado de autonomía personal y de integración social.

El servicio de viviendas con apoyo que gestiona Apdema consta de 11 viviendas, en alojamientos repartidos entre Vitoria-Gasteiz, Oyón-Oion, Laudio y Amurrio, en los que el año pasado residieron un centenar de personas con discapacidad intelectual. Este servicio foral también proporciona diversos programas que fomentan la autonomía de estas personas, y el respiro y descanso de sus familiares.

Este convenio incluye, asimismo, un programa de apoyo a la vida independiente que atiende a personas con discapacidad intelectual que están residiendo solas y que, a diferencia del programa de viviendas con apoyo, no reciben apoyo institucional o familiar en su hogar. Alrededor de 40 personas tomaron parte en este programa, que favorece que puedan ser autónomas con los apoyos externos que necesiten.

El convenio del servicio de viviendas cuenta, además, con un programa de apoyo familiar y de respiro que proporciona durante los fines de semana y periodos vacacionales un apoyo dirigido a familiares de niñas, niños y jóvenes con discapacidad intelectual, con el fin de facilitar la conciliación de la vida personal y familiar.

Ocio y respiro
El ámbito del ocio y el respiro también forma parte de la colaboración entre el IFBS y Apdema, gracias a un segundo convenio de colaboración por el que la institución foral proporciona atención a medio millar de personas con discapacidad intelectual. Las personas que disfrutan de su tiempo libre en los centros del ocio de Apdema distribuidos en Vitoria-Gasteiz, Laudio y Amurrio, y participan en programas de vacaciones, animación sociocultural y en actividades deportivas. El ocio cobra especial importancia para este colectivo, dado que contribuye a su incorporación social, redunda en una mayor calidad de vida y promueve el empoderamiento en todos los aspectos, de modo que las personas puedan controlar sus vidas y ejercer sus derechos como ciudadanos en la sociedad.

Asimismo, el centro foral de atención temprana que gestiona Apdema atendió el año pasado a alrededor de 800 niñas y niños de hasta 6 años de edad con trastornos en su desarrollo o con riesgo de padecerlos. La atención temprana es el conjunto de intervenciones de estimulación, fisioterapia y logopedia, desde una perspectiva interdisciplinar, sanitaria, educativa y social, que tiene por objetivo dar respuesta, lo más pronto posible, a las necesidades de las niñas o niños que presentan cualquier trastorno en su desarrollo, ya sea físico, psíquico o sensorial, o con riesgo de padecerlo, como prematuridad, alteraciones congénitas, encefalopatías y retraso psicomotor, entre otros.

Por último, el IFBS tiene suscrito un convenio con Apdema para el funcionamiento de la entidad y el desarrollo de sus actividades.