La bibliotecas municipales reabren sus puertas el próximo 10 de junio

Las bibliotecas municipales, ubicadas en los centros cívicos de la ciudad, reabrirán sus puertas al público el 10 de junio, tras el parón motivado por la crisis sanitaria derivada de la COVID-19. Así lo ha anunciado la concejala de Educación y Cultura, Estíbaliz Canto, en una rueda de prensa celebrada esta mañana. En ella, la edil socialista ha dado a conocer el plan de desescalada cultural de Vitoria-Gasteiz.

A partir del próximo miércoles, las bibliotecas reanudarán su servicio de préstamo, por lo que volverán a ofrecer buenas lecturas, una gran variedad de películas y música para todos los gustos. Su apertura será en el horario habitual, pero solo de lunes a viernes, ya que los centros cívicos aún permanecerán cerrados los fines de semana.

“La Red de Bibliotecas Municipales de Vitoria-Gasteiz forma parte de la Red de Lectura Pública de Euskadi, por lo que las medidas propuestas para la reapertura siguen las recomendaciones recogidas en el protocolo de trabajo que se ha elaborado de manera conjunta para todas las bibliotecas del País Vasco. Las bibliotecas abrirán, por tanto, de una manera segura y eficaz”, ha subrayado Estíbaliz Canto.

Audio Estibaliz Canto

Antes de acudir a la biblioteca, será necesario solicitar el préstamo, petición que podrá realizarse on line (a través del catálogo de la Red de Bibliotecas o Liburubila) o por teléfono, de lunes a viernes en horario de 10:30 h a 13:00 h y 17:30 h a 20:00 h, llamando a los siguientes números:

Fondo de adultos/as: 945 16 16 16, extensiones 4943 y 3741.
Fondo infantil y familiar: 945 16 16 16, extensión 4944.
Se podrán solicitar un máximo de 3 documentos (libros, CD y/o DVD) por un periodo de 21 días. La biblioteca se pondrá en contacto con la persona usuaria para confirmar que se puede pasar a recoger los documentos solicitados.

Por el momento sólo se podrán solicitar los fondos que se encuentran en cada biblioteca, ya que el servicio de préstamo interbibliotecario está inhabilitado.

“De cara a futuro, a medida que la situación lo permita, nuestra intención es ir recuperando el resto de servicios habituales de las bibliotecas, como pueden ser la consulta en sala, la realización de fotocopias, el uso de ordenadores y salas de estudio o el préstamo interbibliotecario”, ha apuntado Canto.