El Centro de Cálculo de Álava celebra su 50 aniversario

El Centro de Cálculo de Álava (CCASA) ha celebrado hoy el 50 aniversario de su fundación en un acto institucional en presencia de las y los más de cien profesionales que integran su plantilla y aquellos/as, ya jubilados, que lo hicieron en el pasado. El CCASA es la sociedad foral que desarrolla soluciones informáticas y tecnológicas para la Administración Foral y las entidades locales alavesas.

El acto ha tenido lugar en el Centro Museo Artium y ha contado con la asistencia del diputado general Ramiro González y la diputada de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, y Administración Foral, Cristina González. Ambos han reconocido el trabajo de las y los profesionales del CCASA y les han animado a seguir siendo un “referente” en el diseño de aplicaciones que mejoren los servicios públicos que la Diputación Foral presta a la ciudadanía.

El Centro de Cálculo de Álava fue fundado el 4 de noviembre de 1969 por la Diputación de Álava, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, la Caja de Ahorros Municipal de Vitoria y la Cámara de Comercio. La entidad empezó a operar con una plantilla de sólo seis personas y un ordenador, y centró su actividad en esos primeros años en las necesidades de la Caja de Ahorros Municipal de Vitoria y otras entidades bancarias.

No fue hasta la mitad de los años setenta cuando la Diputación Foral de Álava se convirtió en su principal cliente si bien siguió trabajando para otras instituciones alavesas y de otras provincias. El Centro de Cálculo de Álava continuó creciendo en personal y medios técnicos a medida que la informática se desarrollaba y popularizaba, primero en empresas e instituciones, y más tarde en los hogares.

Así, y al inicio de la década de los ochenta, sus ordenadores almacenaban ya datos de los 300.000 habitantes de Álava, cerca de 70.000 declaraciones de renta y 175.000 documentos históricos y culturales, y eran capaces de conectarse con redes internacionales para realizar consultas.

Más de cien profesionales
El Centro de Cálculo de Álava tuvo un papel clave en el proceso de informatización del primer Gobierno Vasco tras la reinstauración de la democracia y, de hecho, gestionó durante la primera mitad de los años ochenta todas sus aplicaciones troncales de contabilidad, finanzas, nóminas, presupuestos, etc. El CCASA ya había cumplido antes este mismo cometido con el Consejo General Vasco.

Poco a poco sus funciones se fueron dirigiendo cada vez más a satisfacer las necesidades de la Diputación de Álava, sus distintos organismos y las entidades locales del Territorio Histórico hasta que a finales de los ochenta la sociedad pasó a depender exclusivamente de la institución foral. Fue entonces cuando adoptó su actual denominación en sustitución de la fundacional Centro de Cálculo y Tratamiento de la Información de Álava.

Sus profesionales han desarrollado e implementado en estos 50 años proyectos esenciales para la recaudación, la lucha contra el fraude fiscal, la contabilidad, la protección de datos personales y la gestión de los servicios públicos de Diputación Foral. La tramitación electrónica es hoy uno de sus principales retos con hitos como la nueva estructura web de la Diputación Foral orientada a facilitar a ciudadanía y empresas la tramitación online.

Todos estos trabajos tienen como objetivo común mejorar la eficiencia y eficacia en el uso de los recursos públicos de alavesas y alaveses, y los servicios que la institución presta a la ciudadanía. Asimismo, y a lo largo de este medio siglo, han compartido dos criterios básicos: la adecuación a los vertiginosos cambios tecnológicos y la capacidad de responder a las nuevas demandas de la sociedad.

El Centro de Cálculo de Álava tiene en la actualidad una plantilla integrada por más de cien profesionales encabezados por su directora-gerente Nerea López de Aguileta y dispone para el desarrollo de sus proyectos de los últimos medios tecnológicos para almacenar, procesar, comunicar y proteger toda la información con la que trabajan los distintos departamentos, organismos y sociedades forales, y entidades locales.