Adif finaliza la construcción de la plataforma del tramo Amorebieta/Etxano-Amorebieta/Etxano

Adif ha finalizado las obras de construcción de la plataforma en el tramo Amorebieta/Etxano-Amorebieta/Etxano de la Línea de Alta Velocidad Vitoria/Gasteiz-Bilbao-Donostia/San Sebastián-frontera francesa. Estas obras han supuesto una inversión de 112,66 M€.

El tramo, de 5 kilómetros de longitud, ha incluido la construcción de cinco túneles. Se trata del túnel de Arteako, de 330 metros de longitud, del de Orranpe (505 metros), el de Madalen (200 metros), el de Erribaso (330 metros) y el de Arizbakarra (385 metros). De esta forma, aproximadamente el 35% del total del trayecto discurre bajo túnel.

El trazado comprende también cinco viaductos: El viaducto de Arkotxa, de 162 metros de longitud, el de San Antonio-Malaespera (840 metros), el de San Lorenzo (117 metros), el de Leguinetxe (261 metros), y el de Río Ibaizabal (394 metros). Así, aproximadamente el 35,5% de todo el tramo discurre sobre estructura elevada.

La nueva línea de alta velocidad ha diseñado una plataforma ferroviaria en sección de doble vía de ancho internacional, de 14 metros de anchura, apta para circulación de tráfico mixto, esto es, para trenes de viajeros y de mercancías que pueden alcanzar velocidades de hasta 220 kilómetros por hora y 90 kilómetros por hora, respectivamente.

En la actualidad, Adif ya ha concluido las obras de plataforma en diez tramos de esta línea. Se trata de los de Arrazua/Ubarrundia-Legutiano I, Arrazua/Ubarrundia-Legutiano II, Legutiano-Eskoriatza I, Escoriatza-Aramaio, Aramaio-Mondragón, Mondragón-Elorrio, Abadiño-Durango, Amorebieta/Etxano-Lemoa, Amorebieta/Etxano-Amorebieta/Etxano, y Galdakao-Basauri.

Características de la nueva LAV
La nueva infraestructura forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria/Gasteiz, prolongándola hasta la frontera francesa.

El nuevo trazado se ha diseñado para doble vía de alta velocidad con ancho internacional (1.435 mm) y permitirá la circulación de trenes de viajeros y mercancías (tráfico mixto). La inversión total estimada de la nueva línea asciende a 4.800 millones de euros, sin incluir las estaciones.

Adif se encarga de la construcción de la plataforma entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao, y el denominado “Nudo de Bergara”, mientras que el Gobierno de España ha acordado con el Gobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco la construcción del corredor guipuzcoano (Bergara-Irún/Donostia/San Sebastián) mediante anticipos sobre el cupo, que serán reintegrados por el Gobierno de España. Toda la financiación de la línea de alta velocidad la asume el Gobierno de España.

Los principales beneficios derivados de la construcción de la línea incluyen el establecimiento de una nueva relación ferroviaria de alta velocidad entre las tres capitales vascas, Vitoria/Gasteiz, Bilbao y Donostia/San Sebastián. También el incremento de la capacidad y la regularidad en el tramo entre las tres capitales vascas, y su conexión con Francia y con otras capitales del país.

Asimismo, contribuye a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.

Financiación Europea
Las obras de ejecución del proyecto de construcción de plataforma del tramo Amorebieta/Etxano – Amorebieta/Etxano de la línea de alta velocidad Vitoria-Bilbao-San Sebastián están cofinanciadas en el período 2007-2013 por las Ayudas RTE-T. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) participa también en la financiación de esta línea.